Hace un año en Laurel


Hace un año por estas fechas, vinimos en un viaje relámpago a Laurel, en busca de una casa donde comenzar nuestra nueva vida. Veníamos súper nerviosos e ilusionados, sin duda iba a ser un cambio enorme y queríamos que fuese lo más tranquilo posible. Solamente faltaban tres meses para cambiar Nueva York por este pequeño pueblo del que no sabíamos absolutamente nada más que una corazonada que mi marido tuvo la primera vez vino a entrevistarse al hospital, de que iba a ser un buen lugar para nosotros y para que crecieran los niños.


 Faltaban solamente tres meses para mudarnos, así que nos vinimos todos en busca de casa y colegio.




Estuvimos mirando un montón de casas durante todo el fin de semana, una realtor del pueblo nos atendió fenomenal y nos enseño un montón, unas en el centro del pueblo,  otras nuevas en urbanizaciones de alrededor, otras para reformar, y otras a las afueras un poco mas rurales si cabe...


Estuvimos alojados en el Bed and Breakfast del pueblo. Un lugar auténtico americano. Los dueños son una pareja encantadora, que se desviven porque todo salga a la perfección y porque te encuentres como en tu casa. Se sentaban con nosotros mientras desayunábamos a contarnos viejas historias del pueblo, historias de sus antepasados, de como era ésto hace años, de cuando se construyó el ahora Bed and Breakfast...


Wisteria, así se llama, tiene una habitación con una cama enorme y una chimenea
preciosa. El baño que no podía ser menos, tiene una bañera antigua con patas doradas que le da un toque romántico y retro. Todo parece haber salido de una película clásica. La casa fue construida en 1901 por uno de los fundadores de Laurel.


La mujer nos preparó un desayuno espectacular típicamente americano, con bacon y salchichas de la carnicería del pueblo, pancakes recién hechas con fresas y frutas del bosque.


Una de las frases de los propietarios es ¨Los clientes llegan como extraños y se van como amigos¨
Tengo que decir que esta frase estatalmente cierta, de hecho cuando les vemos por el pueblo hablamos con ellos como si les conociéramos de toda la vida.



A ver si tenéis la oportunidad de venir a Laurel y alojaros en este precioso B and B.

Besines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario